Paz territorial e inversin social privada

La mirada comparada de estas experiencias con enfoque de paz de organizaciones adheridas al Pacto Global permite derivar algunas conclusiones preliminares: primero, las empresas hacen contribuciones a la paz por medio de proyectos que van ms allá de la generación de empleo o el pago de impuestos y regalías; segundo, ninguno de los proyectos documentados fue creado con el objetivo de construir paz, aun cuando los estudios encuentran evidencia de aportes al respecto; tercero, las iniciativas documentadas están enmarcadas en las políticas de responsabilidad social y sostenibilidad de las organizaciones ejecutoras; cuarto, los esfuerzos en materia de construcción de paz se concentran en temáticas relacionadas con la generación de ingresos y la reconstrucción de la confianza en territorios y con poblaciones afectadas por el conflicto armado; y, finalmente, el sector privado contribuye a la construcción de una paz positiva, en el sentido de que apunta a la generación de transformaciones estructurales que sirvan de soporte para lograr una paz estable y duradera.

Conseguir libro impreso

Cuaderno No. 3 [Romero (ed.), 2018]

Presentación

(Romero y Peréz, 2018).

Continuar leyendo


Cortesía: Merquemos Juntos, con Tipiel

Asociación de Desarrollo Comunitario – Merquemos Juntos, con el apoyo de Tipiel: Programa de microcrédito para pequeños empresarios

(Gómez y Lozano, 2018).

Gracias al Programa de Microcrédito, desarrollado a partir de 2002 en las Comunas 5, 6 y 7 de Barrancabermeja (Santander), ubicadas al nororiente de la ciudad, comerciantes y otros emprendedores de las comunas nororientales lograron acceder a recursos para fortalecer sus negocios y así superar, por un lado, las condiciones de aislamiento que por esa época imponían los grupos armados ilegales presentes en la zona; y, por otro, romper con la necesidad de acudir a créditos informales con tasas de usura. Esto con un sentido de negocio social en el que los excedentes de la actividad se reinvierten para ampliar los recursos, con lo cual se permite a más personas beneficiarse de los microcréditos.

En desarrollo de la investigación, se identificaron factores de éxito del programa, como la filosofía del negocio fundamentada en la inclusión social y económica sin ánimo de lucro, el proceso del crédito cuyas condiciones permiten realmente el acceso y la inclusión financiera de la población objetivo, y la existencia de tasas de interés y las condiciones de pago favorables, entre otros.

Las oportunidades de mejora, por su parte, tienen que ver con la necesidad de un fortalecimiento del gobierno corportativo, la necesidad de promover el relevo generacional, y la excesiva dependencia de recursos externos para el financiamiento del fondo, entre otros.
En síntesis, el caso ilustra una estrategia de responsabilidad social basada en negocios sociales que, dado el contexto, realiza aportes directos a la construcción de paz, por medio de la inclusión social y económica de los habitantes de un territorio marcado por la violencia y la exclusión.

Continuar leyendo


Cortesía: Programa de Bancas Comunales

Programa de Bancas Comunales promovidas por la Fundación Amanecer, con el apoyo de empresas del sector de hidrocarburos

(Benavides y Padilla, 2018).

El Programa de Bancas Comunales se lleva a cabo en diez veredas de influencia petrolera del departamento de Casanare, localizadas en los municipios de Yopal (veredas La Niata, La Vega, Bellavista, El Morro, La Guamalera, Rincón del Soldado y El Jordán); Tauramena (Pasocusiana) y Aguazul (Monterralo y El Triunfo). Las Bancas incluidas en el estudio fueron constituidas entre los años 2007 y 2015.

Con base en este caso, se identificó que una Banca Comunal es un fondo de crédito que se crea con recursos de inversión social provenientes de empresas petroleras presentes en el territorio, su implementación es liderada por la Fundación Amanecer, y su operación es administrada por la Junta de Acción Comunal (JAC). Los objetivos de una Banca Comunal son “la autogestión, participación e inclusión de las comunidades en la creación, operación y control de sus propias iniciativas de desarrollo comunitario, que a su vez fortalece sus capacidades humanas y empresariales” (Fundación Amanecer, 2015, p. 1, citado por Benavides y Padilla, 2018). Hoy en día, el Programa se encuentra presente en 172 veredas en los departamentos de Meta, Casanare, Cundinamarca y Boyacá.

A partir de la investigación, se logró identificar que el Programa se asocia con la modalidad de inversión social conocida como Negocio Social, cuyo enfoque es “maximizar el impacto social y fortalecer la auto sostenibilidad” (Pérez y Romero, 2016, p. 2).

Entre los principales factores de éxito del Programa se pueden mencionar el acompañamiento técnico realizado por la Fundación Amanecer a las Juntas Directivas de las Bancas, el reconocimiento de la misma organización a nivel local y regional, la alianza estratégica con las empresas petroleras y la capacidad de adaptabilidad del Programa a diferentes contextos.
De igual manera, dentro de las principales oportunidades de mejora se identificó que, si bien se soporta en la Ley 743 de 2002 que regula a los organismos de acción comunal, no existe claridad frente a los responsables institucionales del seguimiento de las Bancas Comunales, lo que implica falta de garantías que respalden las operaciones financieras para la Junta Directiva de la Banca y dificultades en el seguimiento operacional para el Estado.
El estudio de caso concluye que el Programa es una iniciativa que favorece el desarrollo comunitario, reconoce la búsqueda por el empoderamiento de las comunidades en la gestión autónoma de recursos, promueve el fortalecimiento del tejido social y la inclusión financiera y, por lo tanto, aporta a la construcción de paz en el territorio.

Continuar leyendo


Cortesía: Fundación Crecer en Paz

Proyecto de fortalecimiento de capacidades asociativas por medio de negocios inclusivos desarrollado por la Fundación Crecer en Paz, con el apoyo del Grupo Argos

(Castaño y Vargas, 2018).

La Fundación Crecer en Paz es una entidad sin ánimo de lucro con autonomía jurídica y administrativa, creada por iniciativa del Grupo Argos, con una financiación de $18.000 millones de pesos y una donación de 6.600 hectáreas de tierras en tres municipios de la región de Montes de María: Ovejas, San Jacinto y El Carmen de Bolívar.

El proyecto documentado se ejecuta en el municipio de El Carmen de Bolívar, departamento de Bolívar. Entre marzo de 2014 y julio de 2016, período objeto de la presente investigación, la Fundación desarrolló cerca de 200 hectáreas de cultivos frutales de mango, fríjol y ajonjolí; 250 colmenas de proyectos apícolas; 700 hectáreas de árboles maderables y 1 hato con 206 ovejas dentro de sus proyectos ganaderos; todos con comercialización asegurada y con una vinculación de 407 familias, 210 de ellas sin tierras propias.

Este proyecto de fortalecimiento de capacidades asociativas por medio de negocios inclusivos es una apuesta por el desarrollo socio económico y el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad, como un elemento primordial en el éxito de las transacciones del Grupo Argos y de su buena relación con los grupos de interés.

El énfasis del proyecto en el fortalecimiento de capacidades exigió que la Fundación brindara a sus participantes un robusto componente formativo en temas organizacionales, de asociatividad y en las áreas técnicas propias de la agroindustria para la sostenibilidad de los proyectos productivos, además de ofrecer acompañamiento psicológico a las comunidades en términos de recuperación del tejido social que responde a las particularidades del contexto de una región afectada por el conflicto armado.

La investigación permitió identificar, entre otros aspectos, que los negocios inclusivos impulsados en zonas de posconflicto pueden aportar a la construcción de paz y mantener un vínculo de mutuo beneficio, siempre y cuando exista la suma de acciones por parte de los actores clave presentes en el territorio: campesinos, empresas privadas, organizaciones de la sociedad civil e instituciones estatales, liderados por una organización articuladora que para este caso es la Fundación Crecer en Paz. Así pues, la contribución a la construcción de paz del Proyecto se ve representada en transformaciones en las formas de relacionamiento social, en la capacidad de trabajar asociativamente, y en la búsqueda de un desarrollo socio-económico como modelo de negocio.

Continuar leyendo


Cortesía: Fundación Smurfit Kappa Colombia

Programa de Generación de Ingresos y Desarrollo de Base de la Fundación Smurfit Kappa Colombia

(Pérez y Arévalo, 2018).

La Fundación es una organización privada sin ánimo de lucro que desarrolla programas sociales con el propósito de mejorar la calidad de vida de las comunidades vecinas a las áreas de influencia del proyecto forestal de Smurfit Kappa Colombia y de sus plantas de operación, ubicadas en los departamentos de Cauca, Caldas, Quindío, Risaralda y Valle del Cauca. Una de las líneas de intervención de la Fundación es el programa de Generación de Ingresos y Desarrollo de Base, que busca contribuir al incremento de los ingresos de las familias a partir del fortalecimiento de las actividades productivas y de comercialización, así como a la sostenibilidad y a la proyección de las comunidades presentes en el territorio donde actúan.

El estudio de caso se concentró en el Cauca, departamento en donde nació el Programa, en respuesta a las presiones sociales que enfrentaba la compañía. Dichas presiones surgen de un contexto con características variadas, a saber: débil presencia del Estado y permanente acción de grupos al margen de la ley, situaciones que desencadenan problemáticas diversas de carácter económico, social y ambiental y que inciden en bajos niveles de desarrollo y oportunidades; lo anterior, atravesado por tensiones originadas en la tenencia de la tierra en una zona en la que conviven variados grupos étnicos y culturales.

La investigación identificó que el trabajo a partir de Organizaciones Desarrollo de Base, constituye uno de los principales factores de éxito del programa, por cuanto estas estimulan la generación de redes de confianza y de colaboración que inciden positivamente en el relacionamiento de los asociados con sus familias, con sus comunidades y con las instituciones públicas y privadas; condiciones que facilitan la creación de proyectos productivos – colectivos, modelo que, a la vez, fortalece la sostenibilidad de los mismos y aporta a la construcción de paz en el territorio.

El caso puede entenderse como un proyecto de inversión en comunidades de Smurfit Kappa Colombia, ejecutado por su fundación empresarial. El objetivo inicial de la empresa por medio del Programa fue obtener licencia para operar, lo que significaba reducir la resistencia de las comunidades hacia la actividad forestal al tiempo que se promovía el desarrollo socio-económico de las mismas.

Continuar leyendo


Cortesía: Postobón

Hit Social, un negocio inclusivo de Postobón con pequeños productores de frutas

(Parrado y Hernández, 2018).

Hit Social es un programa creado por Postobón en 1997 con el objetivo de aportar al desarrollo, la inclusión, la equidad y la productividad del campo colombiano, por medio de la vinculación de pequeños productores rurales como proveedores del negocio. Hit Social compra el 80% de la producción de mora, mango y lulo de los campesinos aliados del programa en los departamentos de Risaralda, Bolívar, Santander, Valle del Cauca y Cauca.

Hit Social ha sido un programa que, a través de la generación de capacidades locales, el empoderamiento de las comunidades, el establecimiento de relaciones de confianza y la inclusión socioeconómica, ha aportado a la construcción de paz, en especial en Risaralda, departamento en donde ha estado presente por casi 20 años.

El Programa es un negocio inclusivo que beneficia a cerca de 1.200 productores e irradia a aproximadamente 6.000 personas en las comunidades en donde hace presencia.

Dentro de sus principales logros se resalta el establecimiento de la alianza comercial entre Postobón y los productores con condiciones estables y permanentes, el desarrollo de relaciones basadas en la confianza y el empoderamiento de líderes comunitarios. Pese a ello, la investigación encuentra que se requiere un mayor apoyo en acompañamiento social y asistencia técnica que permita mejores condiciones socio – económicas para los productores y sus familias

Continuar leyendo