Reconstruyendo saberes en favor de los adultos mayores

La sociedad actual tiene mucho que aprender de las comunidades ancestrales, en lo referente a su concepcin de la vejez, segn se estableci en el conversatorio Interculturalidad, aproximaciones desde el envejecimiento y la vejez.

Un equipo de la Secretara de Integración Social, miembros de la comunidad académica del Externado y de la Universidad Distrital y representantes de comunidades indígenas se reunieron con el objetivo de exponer las visiones que tienen las comunidades ancestrales sobre el envejecimiento, que pueden ser útiles en la conformación y consolidación de políticas públicas en favor de la vejez en Bogotá.

El evento contó con la participación del ‘Taita’ Miguel Chindoy, sabedor indígena de la comunidad Kamentsá del departamento de Putumayo, quien explicó que, para su pueblo, a mayor experiencia de vida, mayor reconocimiento por parte de la comunidad. Dijo que los indígenas en la vejez tienen un nuevo papel, son portadores del saber y consultados por todos los miembros de la colectividad.

Los abuelos de la comunidad, al llevar más tiempo en esta dimensión del existir, han pasado por el proceso de maduración, han vivido como individuos y han aprendido de sus experiencias, incluso de las más dolorosas. Dadas estas circunstancias, ellos se reúnen y participan de manera conjunta para responder a las necesidades de su pueblo.

Para Maritza Pinzón, académica de la Universidad Distrital, la educación no se puede hacer sin los ‘viejos’. Ellos tienen un recurso muy importante que es la memoria. Y como sociedad debemos “escuchar la voz de los que siempre hemos silenciado con nuestra sordera”.

El equipo de profesionales de la Subdirección para la Vejez de la Secretaria de Integración Social ha incorporado temas como la interculturalidad en sus componentes estratégicos, según se informó en el encuentro.  Para Nancy Ducuara, profesional del equipo, el debate brinda elementos institucionales que permiten construir, mejorar y trabajar por las personas mayores como se lo merecen.

De acuerdo con su opinión, es necesario que la sociedad se dé cuenta que está tratando mal a sus personas mayores. Después de este reconocimiento, se podrán modificar esos imaginarios adversos a la vejez y, finalmente, ofrecer garantías para la protección de sus derechos.

Al finalizar el encuentro se propuso realizar un encuentro mensual con representantes de pueblos indígenas, comunidades afrocolombianas y la comunidad gitana o rom, a partir del siguiente semestre, coordinado por el programa de Interacciones multiculturales, de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas del Externado de Colombia.