Tres organizaciones le apuestan a trabajar por la salud mental en Colombia

Se trata de la ONG danesa Dignity, el Ministerio de Salud y el Externado, que entre el ao 2018 y el 2020 desarrollarn el proyecto denominado Salud mental en el posconflicto en Colombia: abriendo caminos". Financiado con fondos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca.

El proyecto busca establecer cules son los grupos estigmatizados y vulnerados por el conflicto armado colombiano en distintos territorios y, de este modo, realizar un diagnóstico de los problemas que viven algunas poblaciones que han sido fuertemente afectados por la violencia, para, posteriormente, diseñar intervenciones basadas en la evidencia y evaluar sus resultados.

Se han seleccionado cinco departamentos para hacer parte del proyecto: Meta, Putumayo, Bolívar, Cauca y Tolima. En estas zonas, se focalizará el trabajo en algunos municipios que presenten mayores grados de vulnerabilidad, preferiblemente, en áreas rurales.

Inicialmente se trabajará en identificar las poblaciones tradicionalmente estigmatizadas, vulneradas, y excluidas en dichos territorios y establecer sus necesidades y recursos en relación con la salud mental, su capital social y el estigma; sobre esta primera fase de la investigación se diseñarán y se pondrán en marcha las estrategias para incidir positivamente en la salud mental de las poblaciones para luego evaluar sus impactos tempranos.

“Dignity” es una ONG que recibe fondos del Gobierno Danés, tiene experiencia y reconocimiento internacional en temas relacionados con conflictos armados, salud carcelaria y prevención y manejo de la tortura.

Para Marie Brasholt, miembro de la ONG danesa “Dignity”, el proyecto en Colombia es “una buena oportunidad de trabajar en este contexto tan interesante, pero también tan complicado. Podemos usarlo en nuestra organización para ganar más experiencia de lo que es un contexto de posconflicto”.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Colombia procurará que todas las intervenciones del proyecto y sus productos retroalimenten y desarrollen la política pública de salud mental. Del mismo modo, brinda un acompañamiento técnico desde la Dirección de Promoción y Prevención y vela por la efectividad de las actividades del proyecto en los territorios en los que se va a implementar.

Diana Rodríguez, del equipo de salud mental del Ministerio de Salud de Colombia, explicó que “el Ministerio haría toda la coordinación para que el proyecto finalmente se lleve a los territorios, desde la investigación, hasta la implementación de los pilotajes.” También se buscará establecer cómo se configuran las condiciones de estigma.

Se busca con el proyecto conocer la situación de la salud mental de las poblaciones, y poder definir las intervenciones que puedan ayudar a superar las situaciones vividas, en relación con la salud mental. Asimismo, se propone establecer por qué las poblaciones vulnerables en estos territorios están siendo estigmatizadas y excluidas y por qué no acceden a los servicios de salud, específicamente a los de salud mental.

El Externado participa en el proyecto por medio del grupo de investigación área de Salud, Conocimiento médico y Sociedad de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas. Dicho grupo ha venido generando conocimiento y aportando a las políticas públicas del país en temas de salud mental, en el contexto de las consecuencias dejadas por el conflicto armado.