El arte como una forma de denuncia y reparacin en el posconflicto

Dentro de los paneles que se desarrollaron durante las XVIII Jornadas de Derecho Constitucional del Externado, uno de los ms interesantes fue el de Arte y Paz, donde se dialog en torno a la pregunta: Cmo contribuye el arte a la convivencia que persigue el Acuerdo de Paz?

Leyner Palacios, Lder social

La discusión contó con la participación de una ex combatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); una Teniente de Navío de la Armada Nacional; una artista plástica y docentes e investigadoras del Externado.

Las participantes afirmaron que el arte puede ser considerado como un objeto de denuncia, y, para sumar posturas a dicho punto de vista, se mostró una pintura realizada por una desmovilizada de las FARC que describe el asesinato de su hijo y su esposo en manos de un grupo armado.

Para María Eugenia Trujillo, artista plástica colombiana, el arte ayuda a sanar, a visibilizar lo que uno tiene, lo que ha sentido y lo que ha vivido. Por eso, el Gobierno Nacional tiene, por un lado, la responsabilidad de incluir manifestaciones artísticas en el proceso de reconciliación entre actores armados y víctimas y, por otro lado, tener en cuenta las obras artísticas en procesos judiciales, esto es, que las mismas sean consideradas como una forma de denuncia.

Según Liliana Castellanos, combatiente de las FARC durante 26 años, y actual militante de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común: “a través del arte podemos llegarle a los violentos, queremos que el futuro que viene no conozca la guerra. Yo no conozco un solo día de paz, no queremos más la guerra (…). El arte tiene un potencial enorme, queremos expresarnos a través del arte”.

Otro de los temas que se ligó a la discusión dentro de este panel, fue el tema de género. Dos de las panelistas explicaron el papel de la mujer en las Fuerzas Armadas. Juanita Millán, Teniente de Navío de Armada Nacional y politóloga, explicó que las mujeres dentro de la Armada participan en la planeación de estrategias de combate, sin entrar directamente en él. No obstante, esta situación no las deja exentas de ser víctimas de la violencia, pues jueces, abogadas o enfermeras de la institución también han sido asesinadas durante el conflicto en manos de otros actores armados.

En el caso de las FARC, según Liliana, todos los reconocimientos alcanzados por las mujeres fueron en la batalla, en la guerra. Antes de la dejación de armas, el 42 por ciento de las FARC eran mujeres, según contó la ex combatiente.

A propósito de estos temas, relacionados con arte, paz y género, la Biblioteca del Externado tiene abierta la exposición Exvotos, la cual muestra, en términos generales y, por medio del arte, los comportamientos cotidianos que facilitan la violación de los Derechos Humanos de las mujeres en Colombia. La exposición busca generar una reflexión constitucional de la situación actual del país, y se centra en la contribución del arte en la ‘resignificación’ de hechos dolorosos. Exvotos estará disponible hasta febrero de 2018.