El Congreso de Colombia: a trabajar ya, sobre lo que verdaderamente importa

Un grupo de acadmicos, y polticos colombianos clamaron al Congreso Nacional para que, de una vez por todas, se concentre en lo verdaderamente importante y no se quede, como hasta ahora lo ha hecho, en discusiones formales, que tienen muy poca importancia, como si las sesiones son presenciales o virtuales.

El pronunciamiento unnime se hizo en el encuentro organizado por el Departamento de Derecho Constitucional del Externado en torno al papel del órgano legislativo en esta coyuntura, que no solo es sanitaria sino política.

Los panelistas, entre los que se encontraban los profesores Floralba Padrón, Augusto Hernández, Ramiro Bejarano (reconocido periodista de opinión), junto con el senador Jorge Londoño, instaron a los congresistas a enfrentar los asuntos acuciantes del momento como el análisis de los 72 decretos que ha expedido el Gobierno hasta el momento en virtud del estado de emergencia, muchos de los cuales, en opinión de la profesora Padrón, enfrentan problemas constitucionales, esto es, no respetan algunos de los derechos consagrados en nuestra Carta Política.

Para los participantes en este panel resulta inaudita la hasta ahora invisibilidad del Congreso cuando se esperaría su aporte fundamental en el control político de las decisiones gubernamentales.

Por su parte, el senador Jorge Londoño, a título personal, insistió en que “El congreso debe estar preocupado no de que se tramiten leyes, sino de regular los decretos (…) Esta pandemia lo que ha hecho es desnudar las realidades del país, en el sistema de salud, en el sistema financiero, en el agro y, en este sentido, no nos debemos quedar en la discusión sobre si el Congreso debe sesionar virtual o presencialmente”.

Para Augusto Hernández, profesor de Derecho Parlamentario e ideas políticas del Externado, el Congreso debe dedicarse a cumplir sus funciones de inmediato para contrarrestar una situación según la cual los poderes se están concentrando de una forma malsana en el Ejecutivo. Hay que restablecer los equilibrios de la democracia, puntualizó.

Ramiro Bejarano, por su parte, puso de presente lo que él considera un uso desmedido de los medios de comunicación por parte del presidente de la república, y subrayó, de otro lado, que “los medios de comunicación han interpretado mal su papel, pues no están hechos para ser instrumentos del totalitarismo sino para informar”.

Del mismo modo, el docente hizo un llamado para que se analice qué está pasando con los otros congresos en el mundo, cómo están funcionando y legislando.