Jornadas sobre los Deberes y responsabilidades de los administradores de las sociedades

Las sesiones estuvieron organizadas por el Departamento de Derecho Comercial del Externado.

Durante el evento, se establecieron los panoramas que existen en materia jurdica sobre los deberes y responsabilidades de los administradores de las sociedades comerciales en Colombia.

Existen varios tipos de responsabilidades de los administradores o representantes legales de los grupos empresariales. Por un parte, están las responsabilidades generales: civil, penal y disciplinaria. Por otro, las responsabilidades especiales: financiera, laboral, contable, ambiental y concursal. Dado que los administradores de las sociedades son los protagonistas en las decisiones de las compañías, se encuentran frente a desafíos muy grandes en el cumplimiento de su labor.

Aunque parezca lógico, se recordó cómo los administradores de las sociedades deben actuar bajo los principios de la buena fe, la lealtad y la diligencia del ‘buen hombre de negocios’, frente a los accionistas de las sociedades comerciales, para no incurrir en procesos disciplinarios que afecten el buen nombre de la compañía.

El análisis de este tema, se hizo alrededor de la Ley 222 de 1995, la cual establece los parámetros de operación de las sociedades financieras en nuestro país.

Para el Doctor Saúl Sotomonte, director del Departamento de Derecho Comercial, el evento hace parte de una práctica habitual del Externado en donde continuamente se realizan foros y encuentros académicos sobre temas de actualidad jurídica nacional e internacional. Este tema de responsabilidad y administración de las entidades comerciales, de grupos empresariales, es de permanente actualidad y más en este momento en Colombia donde tanto se discute la responsabilidad empresarial y la responsabilidad de los administradores a propósito de toda la serie de conflictos sobre los que los medios nos dan noticia todos los días.

Este encuentro presentó un tema de gran utilidad e importancia por el debate que suscita la posibilidad de mantener, reducir o ampliar el espectro de los deberes, cargas y responsabilidades a cargo de los administradores de las sociedades comerciales.