Justicia, reparacin y no repeticin para las vctimas del conflicto armado, en Jornadas de Derecho Penal del Externado

La Justicia Especial para la Paz (JEP) cumple las exigencias de la jurisprudencia internacional y est en capacidad de cumplir su cometido. Sin embargo, el pas debe estar vigilante para evitar la filtracin de cualquier posibilidad de impunidad.

En ese sentido se pronunci la mayoría de los expertos nacionales e internacionales, participantes en las “XXXIX Jornadas Internacionales de Derecho Penal”, quienes debatieron sobre los problemas y retos actuales de la JEP. Insistieron en que es necesario, y casi obligatorio, que esta jurisdicción se guie por lo estipulado en el Derecho internacional humanitario (DIH) y busque siempre proteger y beneficiar a las víctimas.

“La Justicia Especial para la Paz debe restablecer el orden público, cumplir con los derechos fundamentales, verificar que los grupos guerrilleros entreguen las armas, exigir la reinserción de los miembros de las Farc y, prioritariamente, brindar reparación y protección a las víctimas, que conozcan la verdad y encuentren a los desaparecidos”, enfatizó el director del Departamento de Derecho Penal, Jaime Bernal.

Por su parte, el Ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, invitado a las Jornadas, hizo un balance preciso del estado de la Ley de Amnistía en lo que a la fuerza pública se refiere: 1.800 miembros están sub judice (pendientes de resolución judicial), condenados, investigados o en etapa final de su juicio; 1.400 tomaron la decisión de someterse a la Jurisdicción Especial para la Paz y 800 ya han recibido beneficios de la Secretaría General de la JEP y del juez de control de penas.

Según el Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y las Farc, la Jurisdicción Especial para la Paz se basa en tres conceptos: la justicia, la reparación y la no repetición. Ante esta premisa, los expertos que se sumaron a Bernal Cuéllar, Monserrat de Hoyos Sánchez, de España, los académicos colombianos Juan Carlos Forero, Jasón Alexander Andrade, Fernando Arboleda Ripoll y el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, entre otros, defendieron este modelo de justicia y afirmaron que cumple con los estándares exigidos por la jurisprudencia internacional.

«Estoy seguro de que la Justicia Especial para la Paz (JEP) cumple con los requisitos internacionales, pero sobre todo cumple con la condición para la cual fue creada esta justicia: la reconciliación; y quienes se sometan a la JEP deben saber que se terminaron sus incertidumbres judiciales”, apuntó el Ministro de Defensa, en su intervención.

El MinDefensa enumeró los dos orígenes de la Justicia Especial para la Paz: en primer lugar, mencionó que las negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana, hicieron posible que se generara un acto legislativo especial para dar cumplimiento a lo estipulado en el acuerdo.

En segunda instancia, la Ley de Amnistía, aprobada en diciembre del 2016, dio las pautas con los beneficios que tendrían los miembros de las Farc y de la Fuerza Pública. Según Villegas “esta amnistía genera seguridad jurídica”.

Villegas agregó que con la Justicia Especial para la Paz el Gobierno busca que las víctimas y juzgados puedan cerrar el capítulo del conflicto armado y recibir la verdad de todos los hechos. “Esto se diseñó para darle final a las acciones más reprobables, a las más graves, a las que no se pueden volver a repetir en Colombia. Todo esto apunta a que haya seguridad jurídica y un final seguro y con justicia”, dijo.

Aunque reconocieron que aún faltan cosas para mejorar en la JEP, los ponentes resaltaron y aplaudieron el logro del Gobierno Nacional por haber alcanzado, tras 50 años de conflicto armado, firmar la paz con las Farc, uno de los grupos armados más antiguos de Colombia.

Los académicos participantes en este encuentro coincidieron en que se debía tener en cuenta que la única prioridad de la firma de la paz fue la de garantizar el cumplimiento de los derechos fundamentales. Algunos de ellos señalaron que el posconflicto puede durar años mientras se implementa y se repara a cada una de las víctimas, pero que es necesario tomarse el tiempo necesario para lograr una paz completa.

En las “XXXIX Jornadas Internacionales de Derecho Penal”, los expertos también debatieron y expusieron sus posturas sobre los proyectos de Ley que se han presentado en el Congreso para hacer efectivos los Acuerdos de Paz. En el 2016 se tramitó la Amnistía, mientras que este año ya han pasado por ‘Fast Track’ el de la Jurisdicción Especial para la Paz, el de participación política de las Farc y el que crea la unidad de lucha contra el paramilitarismo.

Otro tema de debate en las Jornadas, inauguradas por el Rector del Externado Juan Carlos Henao, fue la recién creada figura del acusador privado en la legislación colombiana. Los panelistas, en el último día, expusieron sobre los fundamentos constitucionales de esta figura y las ventajas y desventajas que traía consigo.