Los retos del periodismo en la carrera electoral

Mientras que las fuerzas polticas se empiezan a alinear y se dirigen hacia Casa de Nario, el periodismo enfrenta sus retos, en una contienda electoral que promete ser polarizada y populista, seala el periodista Rodrigo Pardo.

Aunque la comunidad internacional celebra los esfuerzos por alcanzar la paz en Colombia, el auge de la derecha en distintos escenarios polticos suma posturas populistas que, desde ya, calientan el panorama electoral.

Para hablar sobre este viraje político con miras a 2018, el periodista, académico y diplomático, Rodrigo Pardo, fue invitado al Externado por parte de la Asociación de Antiguos Alumnos, con apoyo de Cátedra Semana, un proyecto de Semana Educación.

Pardo mencionó cómo la llamada “posverdad” hace peligrar el ejercicio del periodismo: aquel concepto acuñado tras fenómenos como la elección de Trump, el brexit y el plebiscito, donde las emociones y la indignación, influyen más en las masas que los hechos verídicos y objetivos.

Como ejemplo recordó la campaña del “No” en el plebiscito que, aunque por un margen muy estrecho, logró derrotar al SI contra todo pronóstico, usando una campaña a muy bajo costo, que apelaba a la indignación nacional:

“Hay algo que hace que la valoración de la verdad no sea igual a la de antes y que ahora las acciones permisivas a la mentira sean bien vistas, incluso en una contienda”, cuestionó el periodista.

En ese sentido advirtió que los próximos debates políticos serán menos racionales y más emocionales. Como en el caso de Estados Unidos, donde por algún tiempo se discutía sobre la nacionalidad de Barack Obama, y no sobre asuntos de la agenda nacional.

¿Cómo será la campaña en Colombia?

 Ante las nuevas realidades, habrá nuevas campañas. Bajo esa premisa Rodrigo Pardo dio tres razones que dan pistas de por qué la contienda electoral de 2018 será diferente a las otras.

La primera es que hay una inusual proliferación de candidaturas. Aunque aún falta año y medio para definir los rostros que estarán en el tarjetón, ya se cuentan cerca de 20 candidatos de distintos partidos y movimientos políticos.

La segunda es que el auge de la información y las redes, con su capacidad –ya comprobada– de indignar y multiplicar un mensaje, podría dar sorpresas en la última etapa de la campaña:

“Los medios nunca imaginaron que Trump llegaría a ser presidente, tampoco previeron el resultado del Brexit. Y aunque en ambos casos primó el populismo, es la indignación legítima de un pueblo”, explicó el periodista.

La tercera razón, es que será una campaña anticipada, tanto por la apertura democrática y la ejecución de los acuerdos de paz, como por la polarización de actores políticos.

Es allí donde resaltó el papel que tienen los periodistas y medios de comunicación, actualmente cuestionados por la opinión pública:

“La credibilidad disminuye y el fenómeno de las redes aumenta. Nuestro gran reto es analizar, no solo buscar afanosamente la información, sino corroborarla para el lector”, concluyó.